Loading...

Noticias

“Thick Time”, William Kentridge

21 de Mayo, 2017   Paula de Solminihac

A través de grandes instalaciones que combinan dibujo y videos, el artista sudafricano invita a sumergirse en su particular universo interior desde donde mira su país y el mundo con humor crítico.

El sábado 6 de mayo dimos inicio a la primera versión de Plaza Nube, en conjunto con el museo Mavi, para la creación de nuestro primer juego-escultura para espacio público. El taller "Yo, arquitecto”, tuvo el propósito de explorar —en conjunto con la comunidad de niños y padres del MAVI— sus imaginarios en torno al juego y la ciudad, desarrollando actividades experimentales que nos permitieran recoger referentes visuales, conceptuales y relacionales para el diseño y prototipado de Nube Plaza. La actividad dirigida a los padres nos permitió considerar el punto de vista de un actor que, aunque es fundamental para el diseño exitoso de un juego público, no ha sido suficientemente considerado. Asimismo, la jornada de trabajo colaborativo con niños permitió descubrir que las cosas marginales al juego mismo pueden capturar su atención y activar, con su intervención, actividades recreativas que se salen del curso de lo previsto por los adultos.

Por primera vez en Escandinavia, el Museo Louisiana de la ciudad de Copenhague presenta una importante exposición individual titulada “Thick Time” del artista sudafricano William Kentridge, conocido en todo el mundo por sus dibujos, películas, esculturas, actuaciones y producciones de ópera y teatro.

William Kentridge nace en 1955 en Johannesburgo, donde todavía reside y tiene su estudio. Tuvo su descubrimiento a principios de los 90 con películas poéticas en blanco y negro, pero desde el cambio del milenio ha desarrollado su lenguaje formal y ha combinado su amor tanto al mundo del cine como del teatro en una serie de instalaciones abrumadoras - entornos o una especie de escenarios teatrales en los que el espectador se ve envuelto por composiciones compuestas por imágenes en movimiento, música y objetos escultóricos.

En el centro de la exposición está la humanidad; colonizada, regulada, oprimida, huyendo o soñando está la humanidad. Con gran humor, empatía y poesía las obras de Kentridge muestran cómo los seres humanos navegan por el mundo, y cuánto estamos marcados y sujetos a mapeos, conceptos de tiempo e ideología.

William Kentridge - Thick Time se organiza en colaboración con la Whitechapel Gallery, Londres, el Museum der Moderne Salzburg y la Whitworth Art Gallery de Manchester.
C. L. Davids Fond og Samling ha apoyado la exposición.

El equipo de mediación del museo, pensó que para trabajar con los niños bastaban dos sencillos materiales: hojas de libros y carbón. A partir de ahí han ido creando un espacio poblado de dibujos y notas que en apariencia se parece mucho a la exposición pero que al acercarse muestra un mundo completamente nuevo cuando es mirado desde la perspectiva de los niños, haciendo que el trabajo educativo sobre una exposición se convierta en un gesto de reciprocidad con el artista y su trabajo.